viernes, 27 de junio de 2008

Los Tribunales Populares de la República: fuentes

En julio y agosto de 1936, durante las primeras semanas del alzamiento militar, el Gobierno republicano consideró a los mandos rebeldes como "delincuentes políticos" y no como "adversarios de guerra". Todavía se confiaba en una rápida derrota de los golpistas e, inicialmente, no se les quiso juzgar por la jurisdicción militar, con consejos de guerra, que nunca tardan en convertirse en un arma brutal para aplicar justicia.

Sin embargo esta esperada derrota no sólo no se producía sino que los nacionalistas habían establecido en apenas un mes fuertes posiciones al norte y sur de la Península y avanzaban con rapidez hacía la capital. La República estaba en grave peligro.

El 22 y 23 de agosto de 1936 unos milicianos se adueñaron de la cárcel Modelo de Madrid y ejecutaron de 28 a 30 presos, entre los que se encontraban entre otros, Melquíades Álvarez, líder del Partido Republicano Liberal Demócrata; los ex ministros de la República, Manuel Rico Avello y José Martínez de Velasco; el piloto del "Plus Ultra", Julio Ruiz de Alda; los generales Osvaldo Capaz Montes y Rafael Villegas y el capitán de Caballería Fernando Primo de Rivera (hermano de José Antonio Primo de Rivera). A la amenaza de los militares sublevados se sumaba otra amenaza de disgregación interna que aprovechaba el desconcierto de la Guerra: la de una parte del movimiento sindical y político de izquierdas que desdeñaban la autoridad gubernamental.

Estos crímenes de agosto (que anuncian los que sucederán en noviembre en Paracuellos de Jarama) causaron una gran conmoción en el Gobierno. Para atajar la actuación indiscriminada de grupos de milicianos impartiendo su particular justicia, se dará entrada en los tribunales a los grupos sindicales y políticos más implicados en la defensa de la República. De manera urgente se aprobó, el mismo 23 de agosto, un decreto creando un Tribunal Especial en Madrid que luego se ampliarían al resto del zona republicana con otro decreto de 25 de agosto, que regula su funcionamiento (en imágenes: 1, 2, 3).

Estos Tribunales Especiales, conocidos más comúnmente como "Tribunales Populares" por ser tribunales de jurado no aportaban ninguna modificación sustancial en el código penal vigente ni nuevos tipos de delitos o sanciones. Sin embargo estaban habilitados "para conocer de los delitos de rebelión y sedición y de los cometidos contra la seguridad exterior del Estado" y, mas tarde, para juzgar delitos de traición y espionaje lo que implicaba sentenciar sobre la mayor parte de causas penales abiertas en tiempos de guerra: desafección, derrotismo, espionaje, adhesión y auxilio a la rebelión, infracciones en materia de abastecimiento, etc.

La gran diferencia con los tribunales de jurado conocidos en España hasta la fecha era que la elección de sus miembros correspondería a los Comités Provinciales de los partidos que integraban el Frente Popular así como a los sindicatos obreros implicados en la defensa de la República. Cada tribunal se componía de uno a tres funcionarios judiciales que ejercían como jueces y un número mínimo de ocho jurados. Evidentemente, esta era la cruz de la moneda: se trataba de órganos judiciales muy politizados y poca imparcialidad.

FUENTES DOCUMENTALES

El grueso de la documentación conservada hoy sobre los tribunales populares republicanos se encuentra en el Archivo Histórico Nacional, en Madrid, dentro del fondo Causa General. De este fondo ya hemos hablado en dos post anteriores ya que los expedientes generados por los Tribunales Populares fueron utilizados como prueba inculpatoria contra las autoridades republicanas por la Fiscalía Especial de la Causa General, tras finalizar la Guerra.

El Archivo Histórico Nacional anunció hace unos días la puesta a disposición de los usuarios dentro del Portal de Archivos Españoles (PARES) de las descripciones y las imágenes digitalizadas del fondo Tribunales Populares, Jurados de Guardia y de Urgencia de Madrid, de 1936 a 1939. En total se hallan descritas aproximadamente veinte mil descripciones de documentos y más de seiscientas mil imágenes. En algunos expedientes aún es posible encontrar las piezas de convicción que se acompañaron como prueba para la resolución de los casos: balas, estampas, fotografías, monedas, etc.

Además de los sumarios y las causas instruidos por los Tribunales Especiales (ó Populares) también es posible localizar documentos producidos por las siguientes instituciones judiciales republicanas:
  • Jurados de Urgencia y de Guardia
  • Tribunal Popular de Responsabilidades Civiles
  • Tribunal de Espionaje y Alta Traición
  • Tribunales Militares Populares
  • Secretaría Especial de los Tribunales Populares y de los Jurados de Guardia y de Urgencia de Madrid
Os copio las instrucciones que ha difundido el Archivo Histórico Nacional para la búsqueda de documentos en PARES:
1.- Búsqueda a través del Inventario Dinámico de Contenidos:

Marcar consecutivamente las opciones:
  1. ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL
  2. (2.) INSTITUCIONES CONTEMPORÁNEAS
  3. (2.2.) Poder Judicial
  4. Tribunales Populares y Jurados de Urgencia y de Guardia de Madrid
  5. Causas y sumarios de los Tribunales Populares y Jurados de Urgencia y de Guardia de Madrid
  6. Expedientes de la Secretaría General de los Tribunales y Jurados populares de Madrid
Una vez que se entra en las series se puede seguir avanzando hacia las categorías inferiores a través de la tecla de Contiene.

Para una búsqueda específica se puede teclear el nombre de la persona o del delito en el campo Buscar de la opción Búsqueda Avanzada, descendiendo en Filtro por Archivo a: Archivo Histórico Nacional; Filtro por Clasificación: a Poder Judicial y Filtro por Fondo: a Tribunales Populares y Jurados de Urgencia y de Guardia de Madrid. El programa, por defecto, ofrece un máximo de 100 referencias, por lo que si se desean obtener todas las referencias localizadas, se deberá ir al final de la página donde indica el número de resultados y marcar "mostrar todos".

Una vez sobre el registro buscado, haciendo un doble clic sobre el símbolo de la cámara fotográfica se pueden ver las imágenes.

BIBLIOGRAFÍA
  • ALBA, Victor: "De los Tribunales Populares al Tribunal Especial". En: Justicia en guerra: Jornadas sobre la administración de justicia durante la Guerra Civil Española: instituciones y fuentes documentales; organizadas por el Archivo Histórico Nacional, sección "Guerra Civil" : Salamanca, del 26 al 28 de noviembre de 1987. 1990; p. 223-238.
  • ALEJANDRE, Juan Antonio: "La Justicia penal durante la Guerra Civil", Revista de Historia 16, serie "La Guerra Civil", 14 (1986).
  • CHAMOCHO CANTUDO, Miguel Ángel: La Justicia del Pueblo. Los tribunales populares de Jaén durante la Guerra Civil. Jaén, 2004; 296 p.
  • FERNÁNDEZ HIDALGO, Ana María: "Fondos Documentales Sobre la Guerra Civil y Postguerra Española Conservados En el Archivo del Ministerio de Justicia", Boletín de la Anabad, v. 39 n. 3-4 (1989); p. 467-487.
  • GAITE PASTOR, Jesús: "Fondos documentales para el estudio de la Guerra Civil Española conservados en el Archivo Histórico Nacional de Madrid". En Varios: Justicia en Guerra. Jornadas sobre la Administración de Justicia durante a Guerra Civil Española: instituciones y fuentes documentales. Madrid, 1990; p. 441-496 (este artículo posee dos apéndices con inventarios de los fondos documentales de las Audiencias, los Tribunales Populares y la Causa General).
  • RODRÍGUEZ OLAZABAL, José: La administración de Justicia en la Guerra Civil. Valencia, 1996. 162 p.
  • SÁNCHEZ RECIO, Glicerio: Justicia y Guerra en España: los Tribunales Populares (1936-1939). Alicante, 1991. 193 p.
  • SÁNCHEZ RECIO, Glicerio: "El control político de la retaguardia republicana durante la Guerra Civil. Los tribunales populares de justicia", Espacio, Tiempo y Forma, serie 5, t. 7 (1994); p. 585-598.

No hay comentarios:

Creative Commons License

Fuentes para la Historia de la Segunda República, la Guerra Civil y el franquismo by http://fuentesguerracivil.blogspot.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 España License.